Páginas

miércoles, 19 de noviembre de 2014

El grupaje marítimo posibilita que las PYMES abran su mercado al exterior


En un contexto de recesión económica en los mercados occidentales y un panorama empresarial cada vez más global, internacionalizarse deja de ser una opción para convertirse en una auténtica cuestión de supervivencia. Cada vez son más las empresas a las que el mercado local o nacional ya no les es suficiente para cubrir sus necesidades, ante ello solo les queda una opción, saltar al mercado internacional.

“En el contexto actual, abrirse al mercado exterior deja de ser una opción para la mayoría de empresas y se convierte en una cuestión de supervivencia.”


Los países emergentes, o hasta ahora denominados países en vías de desarrollo, dejan de ser meros talleres industriales para convertirse en enormes mercados de consumo llenos de oportunidades de negocio. Muchas empresas comienzan a sustituir la falta de demanda en los países occidentales por este estallido del consumo en países como China, Brasil, India, etcétera.

*Imagen: obrimunafinestralmon.blogspot.com

Las empresas más afectadas ante este nuevo panorama global son sin duda las PYMES. Las grandes corporaciones tienen su actividad diversificada en distintos mercados y además cuentan con una mayor capacidad de maniobra a nivel global. Las pequeñas y medianas empresas, sin embargo, suelen estar mucho más ligadas a mercados nacionales o incluso locales, cosa que les hace vivir la recesión económica desde un punto de vista mucho más pesimista. ¿Cómo puede una PYME abrirse al mercado exterior teniendo en cuenta su reducido presupuesto para gastos logísticos?

Ventajas del transporte marítimo para las PYMES

El transporte marítimo es el más utilizado a nivel mundial para trasladar mercancías, principalmente por la buena relación calidad-precio que ofrece. Es cierto que el transporte por mar precisa de unos tiempos de tránsito mayores que otras vías de transporte como son el aéreo o terrestre, no obstante, este tiempo de espera se suele ver más que compensado por los precios, factor condicionante para la mayoría de PYMES.

Además, el transporte marítimo también posibilita el transporte de grandes volúmenes de mercancías sin importar su tamaño ni peso. Esto hace que el 75% del comercio internacional se realice a través de esta vía, generalmente mediante el alquiler de contenedores enteros.

Es muy frecuente que las PYMES se encuentren con el problema de que a la hora de exportar las  mercancías, sus pedidos no son lo suficientemente grandes como para alquilar un contenedor entero a un transitario ¿Qué hacer ante esta barrera? Muy sencillo, actualmente los propios transitarios suelen ofrecer servicios de grupaje marítimo para PYMES, donde diversas empresas pueden compartir contenedores, alquilando sólo una parte y pagando la parte proporcional.

Grupaje marítimo para PYMES

El término grupaje (también denominado carga combinada o fraccionada) hace referencia al procedimiento de expedición de mercancías por parte de distintas empresas remitentes, que por sí solas no podrían ocupar un contenedor entero. Así, los distintos envíos de cada PYME se agrupan de manera que son tratadas como una única unidad física de manipulación y transporte, simplificando  y posibilitando su envío a un destino común.

“El grupaje marítimo permite que empresas con envíos que no ocupen un contenedor entero puedan compartir uno, abaratando los costes y posibilitando que muchas PYMES exporten.”

Esta técnica cada vez más utilizada entre las PYMES que operan a nivel global y especialmente en el transporte marítimo, permite el envío de mercancías a otros destinos con una reducción considerable en el coste del transporte. Si no fuese por esta modalidad de envío, la PYME debería contratar un contenedor entero, aunque la mitad del espacio quedase vacío, con el aumento de coste que ello supone.