Páginas

jueves, 6 de febrero de 2014

Los programas SCM: el software de gestión aplicado a la cadena de suministros

La tecnología ha revolucionado la Gestión de la Cadena de Suministros en los últimos años. Hace ya tiempo (en 2008 concretamente) la empresa i2 Technologies acuñó el concepto SCM 2.0 (o Gestión de la Cadena de Suministros 2.0) para referirse  a la aplicación de la tecnología de gestión  a la cadena de suministros.

Y es que el concepto SCM tradicional ha quedado totalmente obsoleto. Hoy en día las empresas deben atender un mercado global (con diferentes países cada uno con sus propias características) en un entorno dinámico, cambiante y exigente en el que solo las empresas flexibles logran sobrevivir.

En este sentido, los programas SCM proporcionan la velocidad y agilidad que las organizaciones necesitan para adaptarse a las exigencias del mercado. Así qué… ¿Por qué aplicar un sistema de gestión en nuestra cadena de suministros?

Todas las ventajas de implementar un programa SCM en mi empresa
Por definición, el software SCM permite optimizar todo  el proceso de fabricación en su conjunto, desde la misma emisión del pedido hasta la entrega del producto al cliente final. En otras palabras, sus efectos no solo repercutirán en los procesos de la propia empresa: clientes y proveedores también se verán afectados.

Respecto a los clientes, la SCM 2.0 permite analizar las preferencias de los usuarios y planificar la demanda del mercado  en base a los datos históricos y a las tendencias previstas anticipando cuáles son los productos que mejor se van a vender, qué artículos van a demandarse menos y, en consecuencia, podremos adecuar nuestro proceso productivo a dicha producción.

De ese modo, el programa SCM también permite gestionar nuestros almacenes, adecuando nuestros inventarios a la previsión futura de la demanda. Ajustamos, por tanto, los niveles de aprovisionamiento reduciendo así la necesidad de contar con un colchón de seguridad.

En cuanto a los proveedores, nuestro software emite automáticamente los pedidos en función de las necesidades futuras de la empresa.
Respecto al capital humano de la organización, este programa se encarga de repartir las tareas entre los empleados optimizando la eficiencia en función de las necesidades concretas de cada momento.

Y también mejora el control del proceso. Los programas SCM permiten realizar una completa trazabilidad de nuestros productos, desde su entrada al proceso productivo como materiales hasta su entrega al consumidor final.

Los costes operativos de la empresa disminuyen al caer los costes de almacenaje y optimizar los tiempos de producción. Ello, unido a una mayor eficiencia, permitirá incrementar los beneficios empresariales en el largo plazo.

En definitiva (y como ya adelantábamos al principio del artículo) optimizar la Gestión de nuestra Cadena de Suministros nos permitirá ganar esa agilidad  y flexibilidad que demanda el mercado. Por ello,  las empresas cada vez demandan más perfiles capaces de optimizar estos procesos y, en este sentido, la formación en logística es esencial.
¿Te ha gustado este artículo? ¿Añadirías algún punto más? ¡Déjanos tu opinión!

Sobre el autor:
Eduardo Martínez Fustero es Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Zaragoza. Profesionalmente trabaja en la escuela de negocios IEBS en la que también colabora con sus programas formativos.



No hay comentarios: