Páginas

lunes, 22 de diciembre de 2014

Maximizar el potencial implementando mejor nuestra Cadena de Suministros

La Cadena de Suministros ha pasado de ser una función que exteriormente se asociaba como una serie de almacenes, camiones, furgonetas, trenes,  estanterías con numerosos artículos y cajas de  múltiples volúmenes, etc a ser lo mismo y ampliar sus horizontes. La Cadena de Suministroses  hoy en día, la función clave,  porque tiene la capacidad de llegar a todos los rincones de la compañía, proveedores, fabricantes, clientes, es capaz de hacer una visión global gracias a coordinación, colaboración e integración de todas las partes implicadas.

Debemos ser conscientes que la Cadena de Suministros, lidia con aprovisionamiento, compras, tecnología, programas de software, recursos humanos, indicadores financieros, de inventarios, distribución,  de logística inversa, etc.

Siendo la Cadena de Suministros la función clave que tiene capacidad de llegar a todos los rincones de la compañía, debemos ser excelentes gestores de la misma y por ello maximizar su potencial, esto supondrá entre el 10% al  50% de incremento en la productividad, lo que se traducen en un crecimiento más sólido de la compañía.

Nos lo muestra la infografía de Fedex y Corporate Resources Management.

maximizar_la_cadena_de_suministro

Si es que has perdido la motivación u olvidaste el  objetivo, para hacer más y mejor, además para aquellos que quieren emprender, para todo aquel que sea semiconsciente que la clave está en la Cadena de Suministros, que la Logística es parte del proceso de la Cadena de Suministro.


Para implementar una mejor Cadena de Suministros debemos entrar en conceptos de gestión de stocks, función compras, aprovisionamientos, gestión de almacenes, medios de transporte y plataformas logísticas, nuevas tecnologías en la logística, logística inversa, e indicadores logísticos, no me olvidado de ellos, los veremos en próximas entradas.

Fuente: Logisticabroz

lunes, 8 de diciembre de 2014

Inicia un negocio de transporte de personal

Abre una nueva veta de oportunidad para los emprendedores interesados en ofrecer servicios de transportación a empresas y escuelas.
Por Érika Uribe
La necesidad de hacer más eficientes los tiempos de traslado en las grandes ciudades abre una nueva veta de oportunidad para los emprendedores interesados en ofrecer servicios de transportación a empresas y escuelas. Además, se pueden explorar nuevas líneas de negocios con la renta de tus vehículos para viajes y paseos cortos.
Modelo de negocio. Transporte particular de personal y escolar. Opera de lunes a viernes de 5:00 a.m a 9:00 p.m. (puede variar). Los fines de semana se enfoca en viajes foráneos, paseos y excursiones (el horario depende de los servicios programados).
Público objetivo. Padres de familia que tengan hijos inscritos en instituciones privadas. Empresas y corporativos. Agencias de viajes, congresos y eventos. Particulares con necesidades de transporte para realizar paseos y excursiones. El público meta es de nivel socioeconómico A, B, C+ y C.
Infraestructura. Cinco camionetas tipo Van. Terreno (de 250 metros cuadrados) con oficina. Idealmente en una zona céntrica, cerca de corporativos y escuelas.
Equipamiento. Recepción, oficina, sanitarios, zona de estacionamiento. Circuito cerrado de televisión. Alarma. Equipo de radiocomunicación.
Personal. Cinco operadores, cinco monitoras, un vendedor, un encargado, una persona de limpieza y un contador (puede ser en outsourcing).
Inversión inicial. $1,290,000
Margen de utilidad. 26 al 28 por ciento.
El negocio de transporte de personal y escolar podría convertirse en tu próxima gallina de los huevos de oro, al ser obligatorio en muchas escuelas y un servicio cada vez más solicitado por los corporativos que han migrado a la periferia de las ciudades (debido a la saturación de espacios en las zonas tradicionales de oficinas).
Se trata de un giro dinámico, versátil y escalable, que en los últimos años se ha profesionalizado para ofrecer no sólo comodidad y modernidad, sino también valores agregados con componentes tecnológicos que contribuyen a la seguridad de los usuarios. Así, no es extraño ver camionetas equipadas con Wi Fi, Web Cam y sistema de rastreo satelital. La finalidad es que los pasajeros viajen más cómodos y seguros.
Si te interesa este negocio, puedes extender tus servicios al sector turismo a través de excursiones y viajes cortos; lo importante es sumar. También considera que a pesar de que el transporte escolar y de personal es un giro muy competido, aún tiene cabida para emprendedores con propuestas innovadoras. Por ejemplo, tu modelo de negocios se puede caracterizar por ofrecer planes y tarifas a la medida de tus clientes.
Otro punto a tu favor es que el mercado es grande. Según el Primer Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México hay más de 25.7 millones de estudiantes y 207, 682 escuelas. El 42.5% son primarias, el 40.1% escuelas de nivel preescolar y el 16.7% secundarias; el 86.4% son instituciones públicas y el 13.6% privadas.
Es justamente este último porcentaje el que está en la mira de los proveedores de servicio de transporte escolar, siendo el Estado de México, Baja California, Morelos y el Distrito Federal las entidades a las que hay que apostar. Tan sólo estos cuatro estados concentran el 20% de los colegios particulares del país.
Los emprendedores del ramo señalan que el sector ha florecido debido a varias razones: por la necesidad de hacer más eficientes los tiempos de traslado en la ciudad; por la mayor conciencia ciudadana de mantener una adecuada calidad del aire; y la practicidad que implica que los niños sean recogidos y entregados en la puerta de su casa –sobre todo por el Programa de Transporte Escolar (Prote), obligatorio para escuelas capitalinas de educación básica–.
Este programa se ha implementado de forma escalonada en el Distrito Federal desde 2011 y a la fecha ya aplica para escuelas con más de 490 alumnos. En su momento, el Gobierno del DF puso a disposición de los colegios una red de transporte RTP para realizar el servicio, aunque no cerró la puerta a la contratación de proveedores externos. Con ello, algunas escuelas se aventuraron a comprar sus propias camionetas o autobuses, pero la mayoría se inclinó por contratar el servicio de terceros.
¿Qué hay con el mercado corporativo? También representa una clara oportunidad por explorar. En la Ciudad de México, por ejemplo, la migración de muchas empresas a la zona de Santa Fe, en la Delegación Cuajimalpa y la periferia abrió una veta importante para el transporte de personal, una vez que los corporativos evaluaron los beneficios de trasladar a sus colaboradores: puntualidad, eficiencia, productividad y menos estrés. Al margen del segmento que deseas abordar, la clave está en entregar una propuesta innovadora, segura, confiable, puntual, cómoda y basada en el servicio al cliente.
Todo listo para arrancar
A diferencia de otros negocios, el transporte de personal y escolar no requiere de grandes  oficinas. Basta con un espacio de unos 50 metros cuadrados, equipado con recepción, lockers y sanitarios. Eso sí, se necesita un terreno para el encierro de las unidades, el cual deberá albergar al menos cinco camionetas tipo Van en un inicio y tener posibilidad de ampliarse a medida que crezca la flota vehicular. Debe ubicarse en un lugar al alcance de zonas escolares y corporativos, así como tener un sistema de alarma y circuito cerrado de televisión.
Si no encuentras una superficie amplia en renta o venta, toma nota del caso de Trösten, una compañía de transporte escolar y de personal basada en Metepec, Estado de México. Los dueños de esta empresa optaron porque sus operadores se llevaran las camionetas a sus respectivos domicilios. Esta fórmula resultó perfecta, toda vez que los operadores tienen un medio de transporte para llegar a sus casas y Trösten evita problemas con el tema del encierro. Además, otra ventaja es que los conductores llegan a tiempo a sus órdenes de trabajo al no tener que trasladarse a un lugar fijo para recoger las unidades.
“Empezamos en 2009 con tres camionetas y, con el tiempo, hemos crecido para sumar una flotilla de 25 unidades y tener 40 empleados”, explican los fundadores. El mercado de Trösten es mixto: lo mismo da servicio al Tecnológico de Monterrey, que a los corporativos de Santa Fe o particulares que los buscan para realizar excursiones o paseos turísticos. Al igual que ellos, puedes iniciar de a poco e ir escalando tu capacidad conforme desarrolles la base de clientes. Lo primero es definir tu mercado meta.
Pregúntate: ¿a quién va dirigido tu servicio?, ¿qué necesidades de seguridad tienen tus clientes?, ¿dónde se encuentran y hacia qué zonas necesitan movilizarse?, ¿qué tipo de empresas/instituciones atenderás?, ¿qué tipo de vehículos necesitas?, ¿qué distancia promedio recorrerá cada unidad?, ¿cuál es el consumo promedio de gasolina/diesel por kilómetro en ciudad?, ¿qué aditamentos de seguridad/monitoreo necesitas instalar?, ¿cuánto cuesta el mantenimiento?, ¿qué marcas ofrecen los vehículos que necesitas? La respuesta a estas preguntas te ayudará a definir el siguiente paso: la compra de las unidades de transporte.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

El grupaje marítimo posibilita que las PYMES abran su mercado al exterior


En un contexto de recesión económica en los mercados occidentales y un panorama empresarial cada vez más global, internacionalizarse deja de ser una opción para convertirse en una auténtica cuestión de supervivencia. Cada vez son más las empresas a las que el mercado local o nacional ya no les es suficiente para cubrir sus necesidades, ante ello solo les queda una opción, saltar al mercado internacional.

“En el contexto actual, abrirse al mercado exterior deja de ser una opción para la mayoría de empresas y se convierte en una cuestión de supervivencia.”


Los países emergentes, o hasta ahora denominados países en vías de desarrollo, dejan de ser meros talleres industriales para convertirse en enormes mercados de consumo llenos de oportunidades de negocio. Muchas empresas comienzan a sustituir la falta de demanda en los países occidentales por este estallido del consumo en países como China, Brasil, India, etcétera.

*Imagen: obrimunafinestralmon.blogspot.com

Las empresas más afectadas ante este nuevo panorama global son sin duda las PYMES. Las grandes corporaciones tienen su actividad diversificada en distintos mercados y además cuentan con una mayor capacidad de maniobra a nivel global. Las pequeñas y medianas empresas, sin embargo, suelen estar mucho más ligadas a mercados nacionales o incluso locales, cosa que les hace vivir la recesión económica desde un punto de vista mucho más pesimista. ¿Cómo puede una PYME abrirse al mercado exterior teniendo en cuenta su reducido presupuesto para gastos logísticos?

Ventajas del transporte marítimo para las PYMES

El transporte marítimo es el más utilizado a nivel mundial para trasladar mercancías, principalmente por la buena relación calidad-precio que ofrece. Es cierto que el transporte por mar precisa de unos tiempos de tránsito mayores que otras vías de transporte como son el aéreo o terrestre, no obstante, este tiempo de espera se suele ver más que compensado por los precios, factor condicionante para la mayoría de PYMES.

Además, el transporte marítimo también posibilita el transporte de grandes volúmenes de mercancías sin importar su tamaño ni peso. Esto hace que el 75% del comercio internacional se realice a través de esta vía, generalmente mediante el alquiler de contenedores enteros.

Es muy frecuente que las PYMES se encuentren con el problema de que a la hora de exportar las  mercancías, sus pedidos no son lo suficientemente grandes como para alquilar un contenedor entero a un transitario ¿Qué hacer ante esta barrera? Muy sencillo, actualmente los propios transitarios suelen ofrecer servicios de grupaje marítimo para PYMES, donde diversas empresas pueden compartir contenedores, alquilando sólo una parte y pagando la parte proporcional.

Grupaje marítimo para PYMES

El término grupaje (también denominado carga combinada o fraccionada) hace referencia al procedimiento de expedición de mercancías por parte de distintas empresas remitentes, que por sí solas no podrían ocupar un contenedor entero. Así, los distintos envíos de cada PYME se agrupan de manera que son tratadas como una única unidad física de manipulación y transporte, simplificando  y posibilitando su envío a un destino común.

“El grupaje marítimo permite que empresas con envíos que no ocupen un contenedor entero puedan compartir uno, abaratando los costes y posibilitando que muchas PYMES exporten.”

Esta técnica cada vez más utilizada entre las PYMES que operan a nivel global y especialmente en el transporte marítimo, permite el envío de mercancías a otros destinos con una reducción considerable en el coste del transporte. Si no fuese por esta modalidad de envío, la PYME debería contratar un contenedor entero, aunque la mitad del espacio quedase vacío, con el aumento de coste que ello supone.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Medidas para el cumplimiento de plazos de entrega

plazos de entrega
Para poder llegar a obtener un buen cumplimiento de las fechas y plazos de entrega a nuestros clientes, es necesario que sigamos unos criterios y que contemos con una serie de herramientas que nos ayuden en la gestión para cumplir con los plazos de entrega.

Planteo aquí un análisis de tramos temporales, en base a los cuales vamos a regular la actividad de todos los subsistemas de nuestra organización, desde los aprovisionamientos de materias primas hasta las expediciones y el transporte.

En primer lugar, deberemos distinguir las distintas fechas que manejamos en cada pedido de nuestros clientes:

Por: Manolo Muñoz

-          Fecha del pedido: nuestra fecha de pedido, pero también tu fecha de pedido así como tu referencia de pedido. Es posible que el cliente evalúe nuestro nivel de cumplimiento a partir de su fecha de pedido, y dados los posibles orígenes del pedido en nuestro ERP (tienda web, CRM, movilidad, televenta, teléfono, fax) debemos unificar las fechas y registrarlas correctamente.

-          Fecha de entrega o plazo de entrega solicitada por el cliente y fecha de entrega ofrecida por nosotros al cliente, en base a variables varias y a la propuesta que nos pueda realizar nuestro sistema de información. Es necesario consensuar ambas y clarificar cuál de ellas es la que va a prevalecer. Tal vez sea necesaria una negociación con el cliente. Debemos tener en cuenta que en muchos casos es igual de malo entregar antes de tiempo que entregar tarde, ya que nuestros clientes pueden tener un sistema de aprovisionamientos tan afinado que las entregas antes de tiempo no son bienvenidas. Nadie quiere tener más stock del necesario ni durante más tiempo del necesario.

-          Fecha de carga del pedido: para establecer esta fecha, debemos conocer muy bien la localización del punto de entrega del pedido, y el tiempo que tardará la mercancía en ser trasladada del punto de carga al punto de entrega. El punto de carga es determinante, por tanto nuestro sistema de planificación de las cargas debe haber determinado si se sirve desde nuestros almacenes centrales, o desde almacenes de otras delegaciones nuestras, desde un operador logístico, o cualquier otra posibilidad. Debemos haber estructurado nuestras rutas de envío y la planificación de las mismas durante los días de la semana. Este último aspecto puede haber influido directamente en la fecha de entrega asignada al pedido. En definitiva, si sabemos cuánto tarda la mercancía en llegar al cliente, y cuándo tiene que llegar, sabremos cuándo la tenemos que cargar.

-          Fecha de preparación del pedido: será la fecha en la cual debemos tener lista la mercancía para que sea posible cumplir con la fecha de carga, asumiendo que disponemos de todo el stock disponible. Normalmente suele coincidir con la propia fecha de carga, pero no tiene por qué ser así en entornos en los que conviven multitud de pedidos a preparar, combinados y agrupados por criterios varios como pueden ser la fecha de carga, la ruta de envío o la agencia de transporte que se va a hacer cargo del mismo. Es posible que en este tipo de entornos debamos prever que, por ejemplo, el turno de mañana prepare los pedidos que han de cargarse en el turno de tarde, o que por la noche preparemos los pedidos a cargar al día siguiente.

A partir de estas fechas, debemos revisar los tramos temporales entre ellas y determinar qué partes de nuestra empresa y/o de nuestros proveedores de (incluyendo a agencias de transporte y operadores logísticos) deben hacerse responsables de cada tramo.

Los tramos a evaluar en orden cronológico:

-          Tiempo para aprovisionamiento y/o producción de fecha de preparación: este tramo es amplio y complejo. Aquí encontramos todas la problemática a resolver con herramientas de aprovisionamientos de materiales, planes maestros de producción, explosión de necesidades MRP, pero también planificación de turnos de fabricación y correcto dimensionamiento de los almacenes, para que la mercancía se encuentre disponible en stock cuando llegue el momento de ser preparada para servir los pedidos. Aparecerán nuevas fechas: de entrega de materiales de compras a nuestras instalaciones, de inicio y fin de las órdenes de fabricación.

-          Fecha de preparación o fecha de carga: aquí debemos contar con herramientas propias del ERP que nos permitan en función de la cartera de pedidos con sus respectivas fechas de carga, planificar la preparación de los pedidos para que la mercancía esté lista a tiempo. Debemos reflexionar acerca de si disponemos de dichas herramientas y si estamos haciendo un uso adecuado de las mismas.


-          Fecha de carga o Fecha de entrega: parece a priori el tramo más sencillo, pues habremos establecido las rutas de envío y seleccionado a las agencias de transporte más adecuadas para cada una de ellas, además de hacer uso de transporte con vehículos propios para depender, en envíos especialmente críticos, de nosotros mismos. La cosa se complica cuando estamos hablando de exportaciones en las cuales intervienen transportes terrestres hasta puerto, trámites aduaneros, embarque, transporte marítimo, llegada  a destino, descarga, más trámites aduaneros, transporte terrestre hasta destino… aquí es más difícil afinar las fechas, pero también es cierto que los acuerdos de fechas de entrega con los clientes suelen ser más flexibles.

jueves, 8 de mayo de 2014

MÉTRICAS LOGÍSTICAS PARA LA FASE DE APROVISIONAMIENTO: CÓMO MEDIR LA EFICACIA DE LOS PROVEEDORES

Proceso de Aprovisionamiento
La fase de aprovisionamiento es la que da inicio a un largo proceso de logística. En esta fase realizamos encargos a nuestros proveedores y recibimos las mercancías ¿Qué espera el cliente de nosotros en esta fase? Que seamos capaces de ponerle las mercancías que quiere a su disposición en el mejor tiempo posible. Por eso, es necesario que el aprovisionamiento esté alineado con la demanda y se haga de forma rápida, ya que la demanda puede ser muy cambiante.

Existen varias métricas o indicadores logísticos para medir y analizar la fase de aprovisionamiento y poder detectar dónde estamos fallando o cuál es nuestro punto más débil. En este artículo  vamos a realizar un repaso a las métricas logísticas más utilizadas en el proceso de aprovisionamiento.

Es evidente la importancia de una buena gestión de esta primera fase, ya que la fase de aprovisionamiento es un input al resto de procesos de almacén. Si no medimos y gestionamos correctamente esta fase de la cadena, es muy posible que el resto de fases tampoco funcionen adecuadamente. Es por ello que contar con profesionales formados en logística puede ser un factor clave a la hora de hacer triunfar una cadena de suministro.

¿Qué métricas logísticas debemos tener en cuenta en la fase de aprovisionamiento?

 Fill Rate Units o SKUS

Esta métrica nos permite saber cuánto de lo que hemos encargado al proveedor ha llegado realmente a nosotros. Gracias a esta métrica somos capaces de evaluar el grado de fiabilidad de nuestro proveedor. Si nuestro proveedor no es de fiar necesitaremos stocks más altos para poder cubrir esa ineficiencia del proveedor.

Por ello, de nada nos servirá un proveedor que nos ofrece los artículos al mejor precio si su fill rate es muy bajo. Un fill rate del 99.8% es una cifra ideal para asegurarnos de que estamos trabajando con proveedores de los que nos podemos fiar.

Lead Time

El Lead Time es la métrica que nos permite medir el tiempo que ha transcurrido desde el día que realizamos el pedido hasta el día en el que finalmente hemos recibido la mercancía. Gracias a esta métrica somos capaces de medir la rapidez de nuestro proveedor.

Lógicamente, los proveedores deslocalizados (en Asia, por ejemplo) ofrecen un Lead Time mucho más alto que los proveedores locales. No obstante, en función del tipo de industria en la que estemos trabajando, podremos sacrificar el Lead Time a favor de otros factores.

Order Errors

El Order Errors es la métrica que nos permite medir la cantidad de errores realizados por nuestro proveedor en la entrega de la mercancía, ya sea porque nos entregan los artículos equivocados o en la cantidad equivocada.

Es una métrica que se asemeja al Fill Rate que antes comentábamos, pero el Order Errors no sólo tiene en cuenta la cantidad sino también los errores en SKU (Stock Keeping Unit). Eso quiere decir que si encargamos 30 calcetines blancos y nos llegan 30 calcetines grises, por mucho que el Fill Rate sea el adecuado (nos han mandado la cantidad que pedimos) no lo será el Order Errors (se han equivocado en el artículo).  Una cifra adecuada de esta métrica suele ser un porcentaje menor al 0.1%.

Puntualidad

Esta métrica calcula la puntualidad del proveedor respecto a la fecha de entrega prometida. Cuando realizamos un pedido solemos establecer una fecha o plazo para la recepción de la mercancía. La puntualidad también es un buen indicador para saber cómo de bueno y fiable es el proveedor con el que trabajamos.

Es un ratio que varía bastante en función del sector aunque la mayoría de empresas no permiten retrasos mayores a medio día. En caso de que el retraso sea mayor, posiblemente se volverán a negociar las condiciones de la compra.

Rotación de stocks

Esta métrica nos dice cómo de buena es la función compradora (nosotros) a la hora de encargar las mercancías. Estamos hablando del índice de rotación de stocks. Este índice mide el coste de las ventas dividido por el valor de inventario.

Gracias a esta métrica sabremos cuánto stock necesitamos tener para vender las cantidades que vendemos. Si tenemos mucho stock y vendemos muy poco tendremos una rotación muy baja mientras que si vendemos muy deprisa lo que vamos comprando, tendremos una rotación muy alta.

Una vez más, esta métrica se debe tratar de forma distinta en cada sector pero, como ejemplo, Apple suele rotar 75 veces al año su stock. Eso quiere decir que los artículos no aguantan en stock más de 5 o 6 días antes de ser vendidos.

Si nuestra rotación de stock es demasiado baja, probablemente sea porque las cantidades o referencias que estamos adquiriendo no están alineadas con la demanda. Deberemos pararnos a analizar el tipo de demanda que satisfacemos para volver a formular nuestros pedidos.

Estas son las métricas de logística más importantes en la fase de aprovisionamiento. Se suelen medir por proveedor, por planta o por línea de producto. La correcta medición de esta fase es muy importante ya que es el primer eslabón de la cadena, y es crucial que su gestión sea acertada para que el resto del proceso logístico se desarrolle adecuadamente.

Si quieres profundizar en este tema, te dejamos un webinar gratuito de IEBSchool sobre las métricas para medir los procesos de logística y transporte en un e-commerce.

https://www.youtube.com/watch?v=yu3LrbPkrTs&list=PLw11gTSvt8yJ6xkqkvU-saf8T7ghC_foc


El autor de este artículo es Markos Goikolea, responsable de content marketing de la escuela de negocios de innovación y emprendedores IEBS Business School.

sábado, 8 de marzo de 2014

PEPS en Alimentos y Bebidas

PEPS alimentos y bebidas
Evidentemente, el puesto de los productos nos facilitará mejorar la revisión de las mercancías, suministrando un mejor stockeo y fácil disposición.

El método PEPS (Primeras Entradas Primeras Salidas) suministra el estudio, reduce los gastos al empequeñecer mermas y coopera a conservar la calidad.

Ejemplos para comestibles y alimentos en PEPS:

-         Primero deben guardarse las frutas, hortaliza y huevo que deben ser congelados o mantenidos en frío para que su vida útil sea mayor.

-         No se revela una entrada y una salida de mercadería de la bodega.  Por supuesto que todo depende de la configuración física del negocio, sin embargo, la opción de tener un acceso único hace fácil el control.

-         Luego se ubica el congelador, cuyo interior debe ser fraccionado y empaquetado previamente en el área de preparación al recibir la mercancía, en unidades fáciles de contar (marquetas, contenedores, “carteras”, etc.)

-         Los artículos de uso más común, se presentan cercanos a la entrada, así como aquellos de menor duración en almacenamiento.

-         Los productos químicos (artículos de limpieza) se almacenan en un extremo, sólo junto a productos que no se contaminen con facilidad (productos enlatados, en frasco o con empaque sellado)


-         No se incluyen bebidas refrigeradas ya que en teoría, estas se encontrarían junto al área de servicio.

jueves, 6 de febrero de 2014

Los programas SCM: el software de gestión aplicado a la cadena de suministros

La tecnología ha revolucionado la Gestión de la Cadena de Suministros en los últimos años. Hace ya tiempo (en 2008 concretamente) la empresa i2 Technologies acuñó el concepto SCM 2.0 (o Gestión de la Cadena de Suministros 2.0) para referirse  a la aplicación de la tecnología de gestión  a la cadena de suministros.

Y es que el concepto SCM tradicional ha quedado totalmente obsoleto. Hoy en día las empresas deben atender un mercado global (con diferentes países cada uno con sus propias características) en un entorno dinámico, cambiante y exigente en el que solo las empresas flexibles logran sobrevivir.

En este sentido, los programas SCM proporcionan la velocidad y agilidad que las organizaciones necesitan para adaptarse a las exigencias del mercado. Así qué… ¿Por qué aplicar un sistema de gestión en nuestra cadena de suministros?

Todas las ventajas de implementar un programa SCM en mi empresa
Por definición, el software SCM permite optimizar todo  el proceso de fabricación en su conjunto, desde la misma emisión del pedido hasta la entrega del producto al cliente final. En otras palabras, sus efectos no solo repercutirán en los procesos de la propia empresa: clientes y proveedores también se verán afectados.

Respecto a los clientes, la SCM 2.0 permite analizar las preferencias de los usuarios y planificar la demanda del mercado  en base a los datos históricos y a las tendencias previstas anticipando cuáles son los productos que mejor se van a vender, qué artículos van a demandarse menos y, en consecuencia, podremos adecuar nuestro proceso productivo a dicha producción.

De ese modo, el programa SCM también permite gestionar nuestros almacenes, adecuando nuestros inventarios a la previsión futura de la demanda. Ajustamos, por tanto, los niveles de aprovisionamiento reduciendo así la necesidad de contar con un colchón de seguridad.

En cuanto a los proveedores, nuestro software emite automáticamente los pedidos en función de las necesidades futuras de la empresa.
Respecto al capital humano de la organización, este programa se encarga de repartir las tareas entre los empleados optimizando la eficiencia en función de las necesidades concretas de cada momento.

Y también mejora el control del proceso. Los programas SCM permiten realizar una completa trazabilidad de nuestros productos, desde su entrada al proceso productivo como materiales hasta su entrega al consumidor final.

Los costes operativos de la empresa disminuyen al caer los costes de almacenaje y optimizar los tiempos de producción. Ello, unido a una mayor eficiencia, permitirá incrementar los beneficios empresariales en el largo plazo.

En definitiva (y como ya adelantábamos al principio del artículo) optimizar la Gestión de nuestra Cadena de Suministros nos permitirá ganar esa agilidad  y flexibilidad que demanda el mercado. Por ello,  las empresas cada vez demandan más perfiles capaces de optimizar estos procesos y, en este sentido, la formación en logística es esencial.
¿Te ha gustado este artículo? ¿Añadirías algún punto más? ¡Déjanos tu opinión!

Sobre el autor:
Eduardo Martínez Fustero es Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Zaragoza. Profesionalmente trabaja en la escuela de negocios IEBS en la que también colabora con sus programas formativos.