Páginas

miércoles, 28 de agosto de 2013

5 razones para no descuidar el sector de logística

retail
El circuito dentro de un retail es lineal: vendedor, personal de crédito, caja de cobro, depósito y personal de logística (entrega y envío del producto). Sin embargo, muchas compañías descuidan este último eslabón de la cadena por considerarlo un simple trámite en el proceso. ¡Gran error!
 Por: Pablo Petovel
Claves para no descuidar el sector de logística
Confianza del cliente interno. Capacitando al personal de logística de un retail se logra lo que se llama “confianza del cliente interno”. Esto se traduce en una mejor relación y comunicación entre los recursos humanos que trabajan en los distintos sectores que aceita la logística interna. “Gracias a un trabajo más veloz y eficiente, todas las sucursales de la compañía contarán con la mercadería en tiempo y forma, y los proveedores podrán entregar los productos en las fechas y horarios coordinados”, asegura Baum.
Igual capacitación. “Nosotros creemos que el sector de logística debe tener el mismo nivel de conocimiento que cualquier otro dentro de la compañía, ya que, algunos de los puestos de trabajo tienen igual o mayor nivel de contacto con los clientes”, dijo el directivo a Webretail.
Información específica. Sí se debe impartir capacitación específica para el sector, como el ordenamiento de los productos en el depósito o un vehículo, o conocer y saber sectorizar cada una de las categorías de los artículos para que toda la logística funcione totalmente aceitada.
Puesto clave. El personal de logística es el encargado del despacho o expedición del producto que compra el cliente. Es el que cierra el circuito de venta. Es por esto que el personal debe estar capacitado en los conceptos de servicio y calidad de atención hacia el consumidor final. Esto fideliza clientes. “Por ejemplo, en el caso de que el empleado de logística este entregando un refrigerador, más allá del cuidado de la mercadería, la descarga, etcétera, también debe tener conocimientos tales como cantidad de accesorios que incluye el producto y características básicas del mismo. Además, debe brindarle asesoramiento en cuanto a la instalación y otras cuestiones que le brinden al cliente un valor agregado al momento de recibir su compra”, detalla Baum.
Pérdida de tiempo y dinero. Si no existe una logística bien desarrollada, la primera perdida es económica, “ya que en ese circuito que no está siendo bien atendido se produce pérdida de tiempo, de productos, rotura, mal mantenimiento de la mercadería, entre otras cosas”, explica el directivo. Y lo peor: la compañía pierde al cliente.
Fuente: Merca20