Cargando...

Páginas

miércoles, 10 de abril de 2013

Opciones de diseño para una red de distribución


Las opciones están desde el proveedor hasta el fabricante y desde el fabricante al cliente final, para cualquiera de los casos los gerentes deben tomar dos decisiones clave al diseñar una red de distribución.

1-¿El producto se entregara en la ubicación del cliente o será surtido en un sitio predeterminado?

2-¿El producto irá a través de un intermediario?


Con base en la industria a la que pertenece la compañía y a las respuestas a estas preguntas, se puede emplear uno de los seis diseños de distribución para llevar los productos de una fábrica al cliente.

Almacenaje con el fabricante con envío directo.

El producto se envía en forma directa del fabricante al consumidor final, evitando al minorista. El minorista, si es independiente del fabricante, no mantiene inventarios. La información fluye del cliente, vía el minorista, al fabricante, y el producto se envía directamente de éste a los clientes. Se utiliza para productos de baja rotación.

La gran ventaja de la entrega directa es la habilidad de centralizar los inventarios con el fabricante. Éste puede agregar demanda a lo largo de los minoristas que provee. Como resultado, la cadena de suministro es capaz de proporcionar un alto nivel de disponibilidad de productos con bajos niveles de inventario. Un tema clave respecto al envío directo es la estructura de propiedad del inventario en el fabricante.

El beneficio de la agregación se logra solo si el fabricante logra distribuir cuando menos una porción del inventario disponible a través de los minoristas conforme se vaya necesitando. Los beneficios de la agregación en el inventario son pequeños para artículos con demanda predecible y valor bajo.

Este tipo de red ofrece al fabricante la oportunidad de posponer la personalización hasta después de que el cliente coloca el pedido.

Aunque en general los costos de inventario son bajos con el envío directo, los costos de transporte son altos, ya que la distancia promedio de salida del consumidor es grande y se emplean servicios de mensajería para enviar el producto.

Los costos de manejo se reducen en forma significativa si el fabricante tiene la capacidad de enviar directamente los pedidos desde la línea de producción.

Se necesita de una buena infraestructura de información entre los minoristas y el fabricante con el fin de que aquellos proporcionen toda la información pertinente. Los tiempos de respuesta tienden a ser largos cuando se utiliza el envío directo. Cuando un pedido incluye productos de varios fabricantes, el cliente recibe varios envíos parciales en diferentes momentos. El almacenaje con el fabricante permite que un alto nivel de variedad de producto esté disponible para el cliente.



El envío directo proporciona una buena experiencia al cliente al hacerle la entrega en su ubicación. Sin embargo, la experiencia deja de ser tan buena cuando se entrega por partes un solo pedido que incluye productos de varios fabricantes.
La visibilidad del pedido es muy importante en el contexto del almacenaje del fabricante. Puede que la imposibilidad de proporcionarla tenga un efecto negativo significativo en la satisfacción del cliente. Sin embargo, el seguimiento del pedido se vuelve más difícil de implementar en un sistema de envío directo, ya que requiere la integración completa de los sistemas de información.

Es probable que tenga dificultades para manejar las devoluciones, lo que afecta la satisfacción del cliente. Existen dos formas de manejar las devoluciones. Una es que el cliente regrese el producto directamente al fabricante, donde los costos de transporte y coordinación son altos. La segunda es que el vendedor establezca una instalación por separado.
 
Para productos con muy poca demanda, el envío directo puede ser la única opción.

Almacenaje con el fabricante con envío directo y consolidación en tránsito.

A diferencia con el envío directo, la consolidación en tránsito combina piezas que provienen de diferentes ubicaciones, de manera que el cliente obtiene una sola entrega. La información y el producto fluyen por la red de consolidación en tránsito.

Los costos de transporte son menores que los de envío directo, debido a que la consolidación tiene lugar en el centro del transportista antes de entregar al cliente, aunque se requiere de mayor coordinación.

Los costos de instalaciones y procesamiento tanto para el fabricante como para el minorista son similares a los de envío directo. El grupo que lleva a cabo la consolidación en tránsito tiene costos mayores de instalación debido a la capacidad requerida.

Se necesita de una infraestructura muy compleja de información para permitir la consolidación en tránsito. Los tiempos de respuesta, la variedad de producto, la disponibilidad y el tiempo para llegar al mercado son similares al envío directo. Los tiempos de respuesta pueden ser marginalmente más altos debido a la necesidad de realizar la consolidación, sin embargo la consolidación genera una mejor experiencia para el cliente.

La visibilidad del pedido es un requerimiento muy importante. La retornabilidad es similar a la del envío directo. La consolidación en tránsito requiere de una alta demanda de cada fabricante a fin de que sea efectiva.

Almacenaje con el distribuidor con entrega por mensajería.

Esta red no mantiene inventario en las instalaciones del fabricante, sino que lo tienen los distribuidores – minoristas en almacenes intermedios y para transportar los productos desde la ubicación intermedia hasta el cliente final, se emplea servicios de mensajería.

El almacenamiento con el distribuidor requiere un nivel más alto de inventario y conviene para productos con demanda alta o de rotación media a rápida. La información y el producto fluyen.

Los costos de transporte son un poco más bajos para el almacenamiento con el distribuidor en comparación con el almacenaje con los fabricantes, proporciona ahorros en el transporte de artículos de alta rotación. Los costos de instalaciones son en cierta medida más altos. Y los costos de procesamiento y almacenaje son comparables con el almacenaje con el fabricante.

La infraestructura de información que se necesita con el almacenaje con el distribuidor es significativamente menos compleja que la necesaria con el almacenaje con el fabricante.

Es necesario que exista visibilidad en tiempo real entre los clientes y el almacén. El tiempo de respuesta bajo el almacenaje con el distribuidor es menor que en el almacenaje con el fabricante. El tiempo requerido para llegar al mercado bajo el almacenaje con el distribuidor es en cierto modo más alto que bajo el almacenaje con el fabricante. La retornabilidad es mejor ya que todas las devoluciones se procesan en el mismo almacén.




Almacenaje con el distribuidor con entrega a domicilio.

La entrega a domicilio se refiere a la entrega del producto por parte del distribuidor – minorista en el hogar del cliente en lugar de usar un transportista de paquetería. La entrega a domicilio requiere que el almacén del distribuidor este mucho más cerca del cliente. Se requieren más almacenes en comparación cuando se emplea entrega de paquetería.
Requiere mayores niveles de inventario que las otras opciones debido a que tiene un bajo nivel de agregación. La entrega a domicilio tiene los costos más altos. La entrega a domicilio puede ser un poco menos cara en ciudades grandes y densas.
 
Los costos de transporte son justificables para productos voluminosos por los cuales el cliente está dispuesto a pagar por recibir el producto solicitado en su casa. Los costos de instalaciones y procesamiento son muy altos cuando se utiliza esta opción, dado que se requiere una gran cantidad de instalaciones.

La infraestructura de información con la entrega a domicilio es similar a la del almacenamiento por distribuidor, pero requiere capacidades adicionales de programas de entregas. Los tiempos de respuesta son mas rápidos que cuando se utilizan transportistas de paquetería. La variedad del producto es en general más baja que para el almacenaje con el distribuidor. El costo de proporcionar disponibilidad del producto es más alto que para cualquier otra opción que no sean las tiendas minoristas.

La experiencia del cliente puede ser muy buena con esta opción. El tiempo para llegar al mercado es incluso más alto. La visibilidad del pedido es un asunto menor ya que las entregas son realizadas en menos de 24 horas. La retornabilidad es la mejor con la entrega a domicilio.

Almacenaje con el fabricante- distribuidor con recolección por parte del cliente.

El inventario se almacena en el almacén del fabricante o distribuidor y los clientes colocan sus pedidos en línea o por teléfono y luego viajan a los puntos designados para surtir su mercancía.

Servir como punto de venta para los pedidos que se colocan en línea le permite mejorar la utilización de sus activos logísticos existentes. Los costos de inventario pueden mantenerse bajos. El costo de transporte es más bajo que cualquier otra solución que emplee servicios de envío de paquetería. Los costos de instalaciones son altos si tienen que construirse los nuevos sitios de surtido. Los costos de procesamiento en el sitio de surtido son altos. El incremento en el costo de procesamiento en el sitio de surtido es el mayor obstáculo para el éxito de este método.

 Se necesita una considerable infraestructura de información para proporcionar visibilidad del pedido. El tiempo de respuesta es comparable cuando se usan transportistas. La variedad y la disponibilidad son comparables con cualquier opción de almacenaje. Existe algo de perdida en la experiencia del cliente. Las devoluciones pueden manejarse en el sitio de surtido.

Se puede disminuir el costo de entrega y expandir el conjunto de productos, pero el mayor obstáculo que posee esta red es el incremento en el costo de manejo en el sitio de surtido.

Almacenaje con el vendedor con recolección por parte del cliente.

Los clientes entran al lugar o colocan un pedido en línea por teléfono y lo recogen ahí, el almacenaje local incrementa los costos de inventario debido a la falta de agregación, en los casos de artículos de alta rotación se genera un incremento marginal en el inventario.

Los costos de transporte es mucho menor que con otras soluciones. Los costos de instalaciones son altos, debido a que se necesitan varias instalaciones locales, pero la infraestructura de información es mínima, además se pueden lograr buenos tiempos de respuesta.

La variedad de productos almacenados localmente es menor que bajo otras opciones. La experiencia del cliente depende de si le gusta comprar de esta manera. La retornabilidad es buena y la visibilidad del producto es extremadamente importante ya que debe saber el momento justo en el que lo debe recoger. Las características de esta red donde los clientes utilizan el almacenamiento local como tiendas se resume en la siguiente .

Fuente: Supplychainw